¿Cómo se calcula el IRPF en las nóminas?

Como ya sabrás, en tu nómina figuran una serie de deducciones que aminoran tu salario. Una de ellas es el IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, algo que aplican la inmensa mayoría de las empresas. Pero, ¿qué es el IRPF en las nóminas y cómo se calcula? En este artículo, te explicamos qué es el IRPF, cómo se aplica esta retención y en qué forma afecta a nuestra nómina.

El IRPF en las nóminas

Todos los años, trabajadores por cuenta ajena y autónomos presentan la declaración de Hacienda, que oficialmente se conoce como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. La tasa varía cada año y el organismo encargado de establecerla es la Agencia Tributaria. Este impuesto se calcula en base al salario que percibe el trabajador, teniendo en cuenta unos tramos (que luego te explicaremos) según la base aplicable. Además, es importante saber que también influyen en el tipo aplicable la situación familiar, así como el contrato y la duración de este.

El IRPF en las nóminas se expresa como un porcentaje a retener en función del salario bruto que percibimos y las circunstancias personales anteriormente indicadas. Estas retenciones reflejan parte del pago a Hacienda que nos corresponde como personas físicas. Si las deducciones aplicadas por la empresa son inferiores a lo que realmente debemos pagar, estaremos obligados a abonar el resto al presentar la declaración. Por el contrario, si las retenciones han sido superiores a lo estipulado, la declaración nos saldrá a devolver.

Tramos del IRPF

Ya sabes que el tipo de retención se calcula en función de tus circunstancias personales y tu salario bruto. Sin embargo, es importante saber con exactitud los tramos o franjas salariales establecidas respecto a la base aplicable para tener claro el que nos corresponde.

Para conocer cómo se aplica el IRPF en las nóminas, es fundamental tener en cuenta que se trata de un impuesto progresivo. Esto quiere decir que el porcentaje a deducir aumenta a medida que el ingreso es mayor. El IRPF aplicado a las personas físicas se divide en dos tipos: estatal y autonómico. De este modo, si por ejemplo nos corresponde una retención del 24%, el 12% se destinaría a las arcas del Estado y el otro 12%, a las arcas de la comunidad autónoma en la que residimos.

Los tramos para este 2021 quedarían de la siguiente forma:

  • A las Rentas inferiores a 12.450€, se les aplica un IRPF del 19%
  • Hasta 20.200€, un 24%
  • Hasta 35.200€, un 30%
  • Hasta 60.000€, un 37%
  • Hasta 300.000€, un 45%
  • Superiores a 300.000€, un 47%

¡Esperamos haberte ayudado a entender cómo se calcula el IRPF en las nóminas!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar