¿Cuánto dinero deberías tener ahorrado para cuando te jubiles?

A medida que nos acercamos a la edad de jubilación (o mucho antes, en personas más previsoras), empezamos a plantearnos algunas cuestiones que generan cierta incertidumbre. ¿A qué edad exactamente me jubilaré? ¿Tendré suficientes ahorros? ¿Cuál será la cantidad de mi pensión? Los tiempos y las políticas que aplica cada gobierno en materia de jubilación, cambian y es difícil contestar a algunas de estas preguntas. Lo que sí podemos hacer, es darte una idea de cuánto dinero deberías tener ahorrado para cuando te jubiles.

La mayoría no somos conscientes de lo necesario ahorrar a lo largo de la vida hasta que no se va acercando la edad de jubilación. Más aún, teniendo en cuenta que en el momento actual la sostenibilidad del sistema de pensiones está en duda y que las cantidades percibidas apenas llegan a cubrir nuestras necesidades más básicas. De hecho, según datos arrojados por una encuesta realizada por el Instituto Santalucía, el 41,50% de los encuestados afirma no llegar a fin de mes. En la misma encuesta, alrededor del 30% de los pensionistas asegura tener otros ingresos complementarios a la pensión o que hubieran preferido continuar trabajando.

Pero lo cierto es que cada vez vamos dando más importancia a contar con unos ahorros al llegar a la llamada tercera edad. Las conclusiones de esta encuesta también aportan datos positivos, como el hecho de que algo más del 61% piensa que ha planificado bien su jubilación.

¿Qué ahorro debería tener en el momento de mi jubilación?

La respuesta depende de varios factores. Algunos, tangibles, como la propia pensión pública, los ahorros y otras posibles rentas a percibir. Por otro lado, existen factores difícilmente predecibles como la salud financiera del país, tratamientos, años de residencia, etc. Nuestros gastos y hábitos de consumo variarán. Gastaremos menos en el ocio cotidiano, pero igual, más en viajes. Ahorraremos costes de desplazamiento y comidas en el trabajo y tenemos la hipoteca pagada, pero puede que invirtamos más en salud contratando un seguro privado. Todo va a depender del tipo de vida que llevemos.

Teniendo en cuenta todas estas variantes, bastaría con aplicar una sencillísima y lógica fórmula para saber con qué ahorros debemos contar para estar tranquilos.

Lo primero, es saber con exactitud cuáles serán nuestros ingresos una vez llegada la edad de jubilación. Una fuente de ingresos sería el líquido percibido por la Seguridad Social en concepto de pensión; otra, por ejemplo, serían rentas que percibimos de un alquiler. De otra parte, tendríamos que hacer una estimación de nuestros gastos mensuales. Por último, habría que tomar la diferencia entre estos dos conceptos y multiplicarlo por los años de esperanza media de vida.

Y en tu caso, ¿qué medidas crees que pueden ser buenas a modo de ahorro para la jubilación?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar