La mejor forma de ahorrar con una planificación mensual

Plantearse ahorrar es como las propuestas de fin de año que nos hacemos a nosotros mismos para el nuevo año y que casi nunca acabamos cumpliendo. En este artículo te vamos a mostrar que sí es posible ahorrar con una planificación mensual. A todos nos ha pasado que, al llegar a fin de mes, planificar unas vacaciones o ver un cargo extra en nuestra cuenta hemos pensado en que tenemos que ahorrar. Y es que, hoy en día, es una tarea harto complicada. Pero ¿quién dijo imposible?

🧐 Consejos para ahorrar con una planificación mensual

Aunque parezca una obviedad, lo principal es que nuestros gastos e ingresos estén equilibrados. Es importantísimo ser conscientes de cuáles son nuestros ingresos y en base a ello, asumir qué posibilidades tenemos respecto al techo de gastos. Así mismo, es fundamental que revisemos dónde podemos recortar que no sean gastos fijos indispensables.

Te damos algunos consejos para conseguirlo:

Fijar un objetivo. Tan legítimo es que ese objetivo sea una necesidad (como la compra de una vivienda o la educación de nuestros hijos) como que se trate del propósito de realizar ese viaje que llevamos tiempo posponiendo.

Establecer un porcentaje de nuestros ingresos para destinarlo a esa cuenta de ahorro. Conseguir destinar un 10% es una buena meta.

Elaborar un presupuesto teniendo en cuenta algunos conceptos básicos de nuestras finanzas personales. Por ejemplo, la nómina, ingresos puntuales, gastos fijos (vivienda, suministros, educación, créditos, transporte, gasolina, compra), gastos extras, ocio, etc.

Regla 50-30-20. Una teoría bastante extendida entre los ahorradores. Consiste en destinar el 50% de nuestro salario en cubrir nuestras necesidades básicas (hipoteca, alimentación, luz, agua, gas), el 30% para ocio y vacaciones y el 20% para la cuenta de ahorro.

👍 Cómo elaborar un plan de ahorro mensual

Con un plan de ahorro conseguiremos cierta libertad financiera, tranquilidad y seguridad. Además, reconoceremos nuestras prioridades de consumo, algo fundamental para conseguir el ahorro deseado.

En resumen, los pasos para elaborar tu plan de ahorro mensual son:

  1. Definir una meta, una razón por la que queremos ahorrar.
  2. Definir el coste de ese objetivo. ¿Cuánto necesito ahorrar para conseguirlo?
  3. Planificar plazo en meses. A corto, medio o largo plazo según el coste de nuestro objetivo (un viaje, un coche, una vivienda, respectivamente)
  4. Establecer la cuantía mensual que necesitamos ahorrar en base al coste y el plazo que hayamos fijado.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar