Mejora la productividad con estos consejos sobre el ahorro

En España, y en medio mundo, ya es un hecho que la productividad ha aumentado al reducirse los costes laborales. Modelos basados en el teletrabajo, parcial o integral, han demostrado ser más productivos por trabajador que en los modelos presenciales. Si la productividad por trabajador aumenta, también lo hace el ahorro. Tanto de la empresa como del trabajador. Las grandes compañías ya han registrado datos muy claros sobre el ahorro que les supone este modelo laboral. Instalaciones más pequeñas, menos gastos de suministros o supresión de contratación de servicios externos, ahorran muchos ceros en la cuenta de gastos de cualquier empresa. El trabajador ahorra en transporte, comidas, etc. y aumenta su productividad porque no pierde tiempo y energía en los desplazamientos a su lugar de trabajo. En definitiva, la mejora de productividad es un factor para tener muy en cuenta.

Por tanto, productividad y ahorro son dos conceptos relacionados entre sí y que, en la mayoría de los casos, aumentan proporcionalmente el uno respecto al otro. Pero vamos a darte algunos consejos más; no todo es teletrabajo.

La flexibilidad de horarios mejora la productividad

El hecho de que un trabajador esté más tiempo en la empresa no equivale a un aumento de la productividad. Sí lo hace, en cambio, que el trabajador no esté presionado por unos horarios férreos y que le otorguemos flexibilidad en su horario laboral. También será muy productivo el hecho de favorecer los descansos que, además, aumentan la concentración. Las jornadas intensivas ayudan en la conciliación familiar del trabajador y suponen un ahorro a la empresa respecto a los suministros de energía.

Beneficios para los trabajadores

Sí, tendrás que invertir en formación, pero la compensación es muy grande. Un trabajador bien formado incrementará exponencialmente su productividad y, por tanto, la de la compañía. Esto, a la larga, se traduce en un ahorro para la empresa.

Optimizar los procesos productivos. Es otra labor que permitirá ahorrar a un empresario, optimizar los procesos de la empresa con el objetivo de suprimir gastos superfluos. Para ahorrar, mejor esto antes que plantearse despidos que, a medio plazo, pueden reducir la productividad considerablemente.

No debemos generar incertidumbre. Es un aspecto fundamental el de no generar incertidumbre al trabajador respecto a su futuro. Esto es algo que hará que baje su rendimiento y disposición al trabajo. Todo cambia y nada es permanente, está claro. Pero debemos, dentro de nuestras posibilidades, apostar en ello para que el empleado esté tranquilo y con unas garantías mínimas de seguridad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar