¿Qué gastos supone la apertura de una hipoteca?

Antes de lanzarnos a firmar una hipoteca, deberemos hacer un cálculo de todos los gastos que conlleva para saber cuál va a ser el total. En ocasiones, se contratan hipotecas sin haber tenido en cuenta ciertos costes asociados que acaban incrementando en varios miles de euros el coste final. Para evitar disgustos de última hora, te vamos a explicar qué gastos supone la apertura de una hipoteca. Hasta junio del año pasado, el cliente se hacía cargo de todos los gastos derivados de una hipoteca. Después, con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, los bancos pasaron a asumir algunos de estos gastos. Vamos a ver cuáles son esos gastos y, de ellos, los que corren por cuenta del cliente y los que paga la entidad.

Gastos derivados de la apertura de una hipoteca               

Antes de nada, recuerda que el índice en el que te debes fijar en las condiciones de la hipoteca es la TAE o Tasa Anual Equivalente. El TIN o Tipo de Interés Nominal únicamente refleja los intereses que pagaremos al banco por el préstamo hipotecario. La TAE, sin embargo, incluye el TIN y las comisiones, por tanto, es el índice que te interesa tener en cuenta para hacer un cálculo más real.

Comisión de apertura. En caso de que un banco cobre esta comisión, el gasto corre por cuenta del cliente. No está limitada por ley, por lo que depende del porcentaje sobre el capital que cobre cada entidad. Suele estar alrededor del 1%.

Tasación. Los costes de tasación de la vivienda también los asume el cliente. Aquí los precios varían mucho, pero lo habitual es un coste de unos 300€.

Registro. Este gasto es asumido por el banco, tiene un límite fijado por ley y su importe depende del capital prestado. Por ejemplo, en una hipoteca de 100.000€, los gastos de registro serían 170€.

Notaría. Los gastos de notaría, siguiendo el ejemplo anterior, supondrían 650€ que tendrá que asumir la entidad con la que firmemos la hipoteca.

Gestoría. No existe un límite de gasto por ley y también son gastos de los que se tendrá que hacer cargo el banco.

Impuesto Actos Jurídicos Documentados (AJD). Cada Comunidad Autónoma fija este gasto, que se sitúa entre el 0,5% y el 1,5%. Es el coste más alto (en Madrid, por ejemplo, son 750€) y lo asume el banco.

No olvides los productos vinculados, la amortización anticipada o la subrogación, que son conceptos que pueden acabar inflando el coste de tu hipoteca.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar