Razones para elegir una hipoteca a interés fijo

Elegir entre firmar una hipoteca a interés fijo o variable siempre es una cuestión que nos quitará el sueño. Hasta hace pocos años, las hipotecas fijas no resultaban muy atractivas, pero actualmente se dan condiciones favorables para optar por esta modalidad. El euríbor está en niveles negativos y esto favorece que ahora mismo más de la mitad de los españoles se inclinen por el tipo fijo. En este artículo nos vamos a centrar en los motivos por los que elegir el tipo de interés fijo.

🧐 ¿Qué tipo de interés elegir?

La elección va a depender de cuál sea nuestro perfil financiero. Si tenemos un empleo estable, unos ingresos fijos mensuales y queremos pagar siempre la misma cuota, entraríamos en el perfil para decidirnos por la hipoteca fija.

El euríbor continúa desde 2016 cotizando a la baja y los expertos auguran que seguirá siendo así durante los próximos años. Esto hace que los bancos obtengan menos beneficios con hipotecas variables. Así que, últimamente han rebajado considerablemente los tipos de interés para ofrecer a sus clientes la contratación de hipotecas a interés fijo.

👍 Razones por las que contratar una hipoteca a interés fijo

A continuación, enumeramos tres buenas razones por las que contratar una hipoteca a interés fijo:

  • Seguridad. La cuota no va a cambiar y pagaremos siempre la misma de inicio a fin de nuestro contrato. Depende del interés fijado por la entidad y no de un índice referencial expuesto a la volatilidad del mercado. Esto aporta mayor tranquilidad y control sobre lo que acabaremos pagando por nuestra hipoteca.
  • Condiciones favorables. La rebaja de los bancos respecto a los intereses hace que en la actualidad podamos encontrar hipotecas fijas con un tipo de interés por debajo incluso del 1,5%.
  • Flexibilidad en los plazos. El periodo de amortización es importantísimo para saber cuánto vamos a pagar. Antes se ofrecían plazos de entre 20 y 25 años de devolución, mientras que ahora podemos irnos hasta los 30 años. Cuanto menor sea el plazo, menor será el tipo de interés. Podemos decidir si queremos más años, pagando cuotas más asumibles, o reducir el plazo de devolución, pagando cuotas más altas, pero menos intereses a la larga.

¿Necesitas acabar de decidirte? ¡Escríbenos!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar