Cómo invertir sin tener conocimientos de inversión

Si tienes un dinero ahorrado y quieres obtener rentabilidad, hay diferentes opciones para hacerlo. El hándicap es cómo invertir sin tener conocimientos de inversión. El miedo a equivocarnos y perder nuestros ahorros por desconocer el funcionamiento del mundo financiero siempre va a estar presente.

Este miedo no solo es lógico, sino aconsejable. Decimos esto porque muchas personas se lanzan a invertir sin conocimientos previos y terminan llevándose más de un disgusto. Esto no quiere decir que no debamos invertir, sino que lo hagamos con mesura y con un mínimo de conocimientos; bien sea asesorados por un profesional o habiéndonos formado previamente. Tenemos a nuestra disposición multitud de libros y cursos homologados para formarnos en el complejo mundo financiero así que, ¡no hay excusa!

¿Dónde invertir sin tener conocimientos?

  • Mercado de valores. Invertir en acciones, divisas o cualquier otro activo del mercado bursátil es una de las opciones. Tendrás la oportunidad de obtener una buena rentabilidad. Aunque al tratarse de un mercado muy volátil, el riesgo también es mayor. Si te decides por esta vía de inversión, te recordamos de nuevo su complejidad y la necesidad de tener unas nociones básicas previas.
  • Fondos de inversión. Consiste en la puesta en común de los fondos de varios inversores para invertir en bonos, acciones, etc., a través de la gestión de un profesional. También se puede hacer de manera automatizada vía robo advisors que invierten en función de tu perfil de inversor (arriesgado, moderado o conservador).
  • Inmuebles. Quizá sea la alternativa más sólida para conseguir rentabilidad sin necesidad de tener conocimientos previos. Podemos revender un inmueble con el objetivo de obtener una ganancia inmediata de capital. También podemos alquilarla y conseguir beneficios a largo plazo. Además, hablamos de un bien de primera necesidad, por lo que es un activo al que siempre le vamos a dar salida.
  • Crowdlending. A través de plataformas online, nuestro capital es utilizado (junto al de varias personas más) para financiar proyectos o realizar préstamos para empresas y particulares. Es una forma de ayudar a otras personas y obtener beneficios a la vez. También puede automatizarse el proceso, donde se invertirá tu dinero en base a los criterios que hayas elegido previamente (corto plazo, largo, diversificación, etc).

¿Te vas a animar a invertir? Sigue leyendo en nuestro blog que seguro que encuentras más pautas y ayudas para saber más del mundo financiero.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar