Qué es una cuenta de inversión y cómo funciona

Saber qué es una cuenta de inversión y cómo funciona es importante si tenemos un dinero ahorrado y nos gustaría invertirlo para hacerlo crecer. Este tipo de cuentas, que en España se conocen con el nombre de cuentas de valores, permiten a cualquier cliente de un banco o un intermediario –por ejemplo un agente de bolsa o broker invertir en bolsa a través de acciones o bonos.

❗️ Advertencia: Antes de continuar quiero recalcar que no soy un broker experto. Lee el artículo con cautela y, en caso de necesitarlo, ponte en contacto con un profesional cualificado.

Mediante una cuenta de inversión o cuenta de valores tenemos la oportunidad de obtener un rendimiento importante por nuestro dinero; claro está, siempre que la inversión salga bien. Porque con este tipo de productos se cumple la máxima de a mayor beneficio, mayor riesgo: así que si estás pensando en invertir tu dinero de esta forma, mejor antes lee este artículo para saber cómo y dónde invertir tu dinero.

❓ Para qué sirve una cuenta de inversión

Para invertir nuestro dinero, el primer paso es abrir una cuenta de valores, mediante la cual podremos comenzar a operar con títulos, a diferencia de una cuenta bancaria tradicional. Consiste en un contrato con el agente intermediario en el que le autorizamos a custodiar y administrar nuestra cartera de valores.

Es en esta cuenta de valores o de inversión donde depositas tu dinero para que el broker o el banco lo manejen invirtiendo en acciones o bonos para que crezca, siguiendo el acuerdo y las reglas establecidas previamente, incluyendo la cantidad a invertir cada mes y el plazo de tiempo en que te comprometes a mantener tu inversión.

A su vez la entidad o el agente de bolsa te informará acerca de las inversiones realizadas con los fondos depositados en la cuenta de valores, detallando dónde y cuánto dinero se invirtió y qué rendimientos esperan obtener. Es importante elegir teniendo en cuenta los servicios que nos ofrecen, pero también las comisiones, que a su vez están influidas por nuestro propio perfil como inversores.

Por ejemplo si nuestro perfil es más conservador y queremos mantener acciones en nuestra cuenta durante más tiempo en espera de que se revaloricen, es mejor optar por una cuenta de valores que tenga gastos de custodia y administración bajos, y sin comisiones altas por cobro de dividendos. Si por contra preferimos la inversión a corto plazo y vamos a hacer muchas operaciones, nos conviene que la comisión de compra-venta sea baja.

❓ ¿Cómo funciona una cuenta de valores?

Una vez abierta nuestra cuenta de valores para poder llevar a cabo la gestión de los títulos (bonos, acciones, suscripciones, etc), ésta se asocia a una cuenta corriente en la que se depositará el dinero para poder realizar las operaciones de compra-venta, así como para cobrar los dividendos establecidos e ingresar las ganancias de las operaciones.

Una cuenta de valores sólo puede ser abierta por entidades autorizadas, que pueden ser tanto bancos como sociedades o agencias de valores; la mayoría de las entidades bancarias comercializan este tipo de productos, pero también podemos acudir a un agente de bolsa o broker: se trata de intermediarios que cobran una comisión a cambio de gestionar las operaciones de compra-venta de títulos.

Una alternativa a los brokers tradicionales y que está en auge son los llamados brokers online, cuyas comisiones suelen ser más bajas dado que se ahorran los costes asociados a mantener una oficina, por ejemplo. Estas comisiones deben ser publicadas en la CNMV -en el caso de los bancos, en el Banco de España- aunque hay que tener en cuenta que son comisiones máximas, por lo que el precio final por los servicios puede ser menor.

Hay que diferenciar entre las comisiones aplicadas por el agente intermediario –ya sea un banco o un broker– y las propias del mercado bursátil, aunque ambas deben ser asumidas por el cliente. Las más habituales son la comisión de custodia y administración de valores, la de compra-venta o administración, el canon de bolsa (por acceder al mercado de valores) o el canon de Iberclear por la liquidación de títulos. Suelen cobrarse como un % sobre la operación.

❓ ¿Es arriesgado invertir mi dinero?

Cualquier inversión supone una oportunidad, pero también un riesgo. Está claro que como más seguro está nuestro dinero es guardado en nuestro bolsillo o en un banco, pero de esta forma no podremos hacerlo crecer. Muchas personas desconfían de invertir su dinero debido a que no hay garantías sobre la recuperación de la inversión, pero también hay que verlo como una opción de sacarle un rendimiento a unos fondos que quizás no vayamos a necesitar.

En cualquier caso, siempre a la hora de plantearse una inversión hay que sopesar una serie de variables, como son: la rentabilidad que queremos obtener (recordando que a más rentabilidad, mayor riesgo); si nos planteamos invertir a corto, medio o largo plazo (estas últimas ofrecen mayor interés); durante cuánto tiempo podemos mantener nuestra inversión; y si podemos asumir económicamente la posibilidad de perder parte o todo lo invertido, ya lo hayamos hecho en bolsa o en los mejores fondos de inversión.

Además como ya explicamos, a la hora de abrir una cuenta de valores debemos tener en cuenta la relación calidad-precio del intermediario y por supuesto, las ya mencionadas comisiones, que pueden influir mucho en nuestra decisión sobre todo en base a nuestro propio perfil como inversores.

En definitiva, se puede decir que la inversión sin riesgo no existe, aunque éste forma parte intrínseca de lo que supone invertir, ya que de otra forma no podríamos conseguir un beneficio por nuestro dinero. Además, ahora que sabes qué es una cuenta de inversión y para qué sirve, seguro que ya estás más preparado para tomar una decisión sobre si quieres mantener el dinero en tu bolsillo… o ponerlo en movimiento.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar