¿Cómo se declaran los fondos de inversión ante Hacienda?

Seguro que te preguntas cómo se declaran los fondos de inversión si eres partícipe en uno de ellos porque estás sacando una rentabilidad a tu dinero. Puede que hayas oído que estos fondos tienen una serie de ventajas fiscales, pero ¿sabes cuáles son? ¿Sabes cómo calcular tus plusvalías, o qué gastos son deducibles? ¿Sabías que puedes ahorrarte dinero en tu declaración de la Renta?

❗️ Advertencia: Antes de continuar quiero recalcar que no soy un fiscalista. Lee el artículo con cautela y, en caso de necesitarlo, ponte en contacto con un profesional cualificado.

Todas estas preguntas son fundamentales, especialmente si has invertido en los mejores fondos de inversión, has obtenido unos buenos rendimientos por los que has reembolsado, y se acerca la fecha de presentar tu declaración. Por eso en este artículo vamos a explicarte algunas claves para saber cuánto debes pagar… y cómo pagar al fisco sólo lo necesario.

👍 Las ventajas fiscales de los fondos de inversión

Seguro que ya estabas al tanto, pero como sabrás, una de las principales ventajas fiscales con que cuentan los fondos de inversión es que estarás exento de pagar impuestos por ellos hasta el mismo momento de su reembolso: es decir, hasta que vendas tus participaciones del fondo, momento en el que verás si has ganado o perdido dinero con tu inversión.

¿Cómo se consigue esto? Pues gracias a una de las particularidades de este producto, que es que no se paga ningún impuesto por realizar un traspaso de nuestra inversión a otro fondo, siempre y cuando no solicitemos un reembolso del fondo inicial. Esto nos permite cambiar nuestra inversión en función de la evolución del mercado sin que por ello se resienta nuestro bolsillo: se trata de otra gran ventaja, ya que no podríamos hacerlo si invirtiéramos en bolsa.

Mediante la fórmula del traspaso, podemos aprovecharnos de la tercera ventaja que ofrecen los fondos de inversión: maximizar el interés compuesto; es decir, reinvertir sucesivamente los intereses obtenidos por nuestro dinero para que se acumulen y aumenten los beneficios. Dicen que Einstein definió el interés compuesto como la “fuerza más poderosa de la galaxia”. Y si lo dijo el gran Einstein… por algo sería.

🧐 ¿Cuánto tengo que pagar a Hacienda?

A la hora de realizar el reembolso de nuestro fondo, tendremos que calcular las ganancias -plusvalías- o pérdidas -minusvalías- que se han generado en relación al dinero que invertimos y el que hemos obtenido finalmente. A este respecto, es importante reseñar que de cara a Hacienda debemos tener en cuenta el dinero invertido en el fondo inicial y el obtenido en el reembolso, aunque por en medio lo hayamos traspasado a otros fondos.

La buena noticia es que lo habitual es que sea la propia entidad que gestiona tu fondo la que haga el trabajo por ti y te informe en el momento del reembolso si has obtenido plusvalías y a cuánto ascienden. Para ello se tiene en cuenta no sólo el precio de compra y de venta de las participaciones del fondo, sino también otros gastos que hayas tenido que afrontar, como por ejemplo las comisiones de suscripción y reembolso, si tu fondo cuenta con ellas.

El resultado de esa resta es una cifra que ante Hacienda se considera una ganancia patrimonial (o pérdida), y como tal ha de constar en la base imponible de tu declaración de la Renta. En cuanto a la tributación de esa ganancia, se realiza por tramos progresivos que serían los siguientes:

  • Al 19% si la ganancia es inferior a 6.000 €
  • Al 21% si es de 6.000 a 50.000 €
  • Al 23% si es superior a los 50.000 €

Pero ojo, porque si tenemos nuestra residencia en el País Vasco o Navarra, ambas comunidades cuentan históricamente con sus propios fueros y por tanto tienen su propio sistema de tributación. Los tramos entonces serían los siguientes

País Vasco

  • Un 20% si la ganancia es inferior a 2.500 €
  • Un 21% si es de 2.500 a 10.000 €
  • Un 22% si es de 10.000 a 15.000 €
  • Un 23% si es de 15.000 a 30.000 €
  • Un 25% si supera los 30.000 €

Navarra:

  • Un 20% para ganancias por debajo de 6.000 €
  • Un 24% si es de 6.000 a 24.000 €
  • Un 27% si es superior a los 24.000 €

No olvidemos lo que hemos dicho: estos tramos son progresivos; es decir, si vivimos en Madrid y nuestra ganancia con los fondos es de por ejemplo 60.000 euros, Hacienda no se lleva el 23% de esos 50.000, sino de lo que reste tras aplicar el primer tramo hasta los 6.000 euros, y el segundo a la diferencia entre el 1º y el 2º (44.000 €). Además existen otras formas de ahorrar dinero antes de rendir cuentas ante el Estado.

💰 Cómo ahorrar dinero al pagar a Hacienda

Aunque el título es muy sugerente, no te vamos a enseñar a evadir impuestos, sino simplemente a pagar exactamente lo que debes, ni más ni menos, aprovechando eso sí ciertas ventajas que también ofrece Hacienda. Pongamos que nuestra inversión en el último año nos ha salido genial, solicitamos un reembolso y obtenemos una buena plusvalía; claro, a más ganancia más impuestos hay que pagar, ¿verdad? Pues no necesariamente.

Si en anteriores años no hemos tenido tanta suerte con nuestras inversiones en fondos y de hecho hemos sufrido pérdidas, por muy bien que nos haya ido el último año podemos compensar las ganancias de éste con las pérdidas de los anteriores, hasta un máximo de cuatro ejercicios fiscales. Es decir, podemos restar de la última plusvalía las minusvalías de los 4 años previos, e incluso las pérdidas en otros productos de inversión (por ejemplo en bolsa).

A su vez la ley nos permite compensar las pérdidas de un fondo con las ganancias de otro -hasta ese máximo de 4 años- y desde 2015 con otros rendimientos del capital inmobiliario (acciones, intereses por cuentas en depósitos, etc), siempre y cuando esa compensación no supere el 25% de las ganancias que generen esas otras inversiones.

Ojo porque todas estas cuentas y compensaciones entre ganancias y pérdidas y viceversa, las deberemos llevar nosotros. Los señores del fisco ni guardan estos datos ni nos los proporcionan en cada ejercicio fiscal, así que somos nosotros los que debemos llevar un registro y acordarnos de aplicar esta compensación.

💸 Otros gastos deducibles

Aunque los fondos de inversión no desgravan ante Hacienda, sí contamos con la posibilidad de ahorrar más dinero antes de pagar nuestros impuestos: y es que cualquier dinero extra que hayas tenido que pagar para comprar tus participaciones, y cualquiera que hayas dejado de recibir al solicitar el reembolso, es un gasto deducible ante Hacienda.

Un ejemplo son las comisiones que se aplican a los fondos -ya sean de suscripción, reembolso, gestión y custodia, etc- aunque de nuevo la entidad que gestione nuestro fondo es la que nos hace el trabajo “sucio” y nos las descuenta de la plusvalía en la información fiscal que remite a los partícipes.

📈 ¿Qué más debo saber sobre la fiscalidad de los fondos?

Aparte de lo que ya hemos mencionado, cabe hablar por último de un caso especial que es el de los fondos de inversión garantizados, que por las peculiaridades que presenta su funcionamiento y su mecanismo de reembolso, tienen una tributación especial que conviene consultar en detalle. Otro caso particular es el de los conocidos como fondos de reparto, que cada cierto tiempo reparten beneficios entre sus partícipes: no olvidemos que estos beneficios son rendimientos del capital mobiliario y por tanto están sujetos a impuestos.

Dicho esto, te hemos ofrecido ya una buena información sobre cómo se declaran los fondos de inversión. Si adoptas una buena estrategia de inversión, se trata de un producto muy interesante para sacar rentabilidad a tus ahorros y cuenta con ventajas fiscales muy apetecibles, aunque al final por mucho que pospongamos el momento del reembolso, tocará pasar por caja y declarar lo ganado a Hacienda. Pero con estos consejos, seguro que puedes ahorrarte un buen pellizco.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar