Endeudamiento inteligente: qué es y cómo conseguirlo

¿Es inteligente endeudarse? Generalmente, no, pero en la mayoría de los casos, no nos queda otro remedio. Lo normal es que no tengamos la liquidez necesaria para adquirir determinados bienes, como un coche o una vivienda, y tengamos que solicitar un crédito. Además, aunque parezca contradictorio, no es que no nos quede más remedio, sino que endeudarse puede llegar a ser inteligente. Imagina, por ejemplo, que necesitas un vehículo para transportar el producto que vendes y no tienes dinero para comprarlo, entonces pides dinero al banco. Realmente, es una inversión; te has endeudado, pero ese dinero te va a reportar un beneficio, lo que puede considerarse como un endeudamiento inteligente.

 Endeudamiento inteligente

En el ámbito de los negocios también podemos encontrar ejemplos muy esclarecedores para entender qué es esto del endeudamiento inteligente. Existen muchos casos en los que se solicita un crédito para poder pagar otro crédito o deuda que acumula una empresa. Si bien es cierto que no es nada aconsejable incrementar nuestro endeudamiento, en ocasiones puede resultar beneficioso.

Explicaremos bien esto. Hay negocios, especialmente en el sector de la pequeña y mediana empresa, que necesitan reinventarse para subsistir. Si para ese cambio, que atraerá mayores ingresos, es necesario realizar una inversión, de nuevo estaríamos hablando de endeudamiento inteligente. Un ejemplo sería el caso de un pequeño comercio que no tiene presencia en internet, algo que es esencial hoy en día. Decide invertir en una web, redes sociales y publicidad digital para adquirir visibilidad, darse a conocer y así, incrementar sus ventas. Otras formas de endeudamiento inteligente en un negocio serían pedir un crédito para crear un nuevo producto, la apertura de otro local o la adquisición de maquinaria.

¿Cómo conseguir un endeudamiento inteligente?

Lo recomendable, como siempre, es hacer una comparativa previa respecto a las condiciones de los préstamos que ofrecen las distintas entidades bancarias. Actualmente, tanto bancos convencionales como banca online ofrecen créditos diseñados para pymes y autónomos.

Para que tu deuda no se convierta en un lastre, sé realista y elige bien el plazo más conveniente para tus intereses. Intenta pagar en tiempo y forma para no generar intereses moratorios que únicamente harán crecer tu deuda. Y, muy importante, recomendado por cualquier institución financiera, asegúrate de que la cuota a pagar no supere el 30% de tus ingresos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar