Aprende a diferenciar cuáles son los mejores planes de pensiones

No es fácil distinguir los mejores planes de pensiones, admitámoslo. Pese a que son actualmente el producto financiero al que más se recurre para invertir y ahorrar de cara a la jubilación, lo cierto es que la variedad que se oferta es considerable e incluso el más experto necesitará tomarse su tiempo para escoger aquellos que sean más interesantes por sus condiciones o su relación rentabilidad-riesgo.

Un error común es pensar que un plan de pensiones es algo que debemos plantearnos sólo cuando se acerca la edad de jubilarnos… Nada más lejos de la realidad. Está claro que el actual sistema de pensiones no garantiza que podamos tener unas pensiones dignas, por lo que es importante tratar de compensar un plan público con uno privado; y cuanto antes lo hagamos, más tiempo tendremos para invertir con calma y para que nuestro dinero crezca.

Puesto que hablamos de un tema de suma importancia para nuestro futuro, en las siguientes líneas queremos explicarte claramente qué claves debemos tener en cuenta a la hora de analizar y elegir el plan de pensiones que más nos convenga, y seguidamente enumerar aquellos planes que actualmente creemos que pueden resultar más interesantes en función de tus necesidades y tu perfil. ¡No te lo puedes perder!

👌 ¿Qué ventajas tienen los planes de pensiones?

Un plan de pensiones es un producto financiero de ahorro e inversión donde podemos realizar aportaciones de dinero de manera flexible, adaptándolas a nuestra propia situación y necesidades: mensualmente, trimestralmente, anualmente… Incluso podemos no hacer ninguna aportación un año porque no tengamos una situación económica favorable, y seguir haciéndolo más adelante.

Otra característica a destacar son los importantes beneficios fiscales que acarrean este tipo de productos, ya que podremos desgravar en nuestra declaración anual de la Renta hasta un máximo de 8.000 euros, o el equivalente al 30% de nuestros rendimientos netos por trabajo. Además, ese dinero que nos ahorramos deduciéndolo en el IRPF podemos a su vez reinvertirlo en el plan, para aprovechar los beneficios del interés compuesto.

Por último, aunque antes había más reticencias a la hora de invertir en un plan de pensiones porque nuestro dinero quedaba “bloqueado” y sin posibilidad de recuperarlo salvo en casos graves (fallecimiento, invalidez permanente, enfermedad grave, desempleo de larga duración, etc), la ley permite ahora que podamos realizar un rescate pasados 10 años, contando a partir del 1 de enero de 2015 (podremos recuperarlo a partir de 2025).

🔎 ¿Qué factores debo tener en cuenta al escoger un plan de pensiones?

Ahora que ya conocemos por qué los planes de pensiones son un producto cada vez más interesante en el que invertir nuestros ahorros, analicemos qué factores clave hay que tener en cuenta a la hora de analizar y elegir un producto de este tipo.

Para empezar, para obtener su rentabilidad el patrimonio de un plan de pensiones puede ser gestionado de muchas maneras diferentes, invirtiendo sus activos en renta fija, mixta o variable en función de las características del propio plan. Aunque podemos decir que cada plan de pensiones es un mundo y que existen formas casi ilimitadas de gestionarlo, podemos establecer tres tipos claros de inversión, y por tanto de riesgo:

  • Planes de renta fija: son planes que invierten su patrimonio en activos de renta fija, tales como bonos del tesoro, renta fija corporativa, pagarés, depósitos, etc. Tienen una rentabilidad baja, pero a cambio también un riesgo bajo, por lo que son ideales para un perfil de inversor conservador o que se acerca a su edad de jubilación (y no quiere arriesgar su dinero).
  • Planes de renta variable: invierten en activos tales como acciones o warrants, obteniendo rentabilidades que pueden llegar a ser muy elevadas -mucho más que la renta fija- pero, paralelamente, a mayor probabilidad de obtener elevados dividendos, mayor es el riesgo de perder dinero. Aptos sólo para inversores dispuestos a correr riesgos o sin un horizonte de jubilación cercano.
  • Planes mixtos: combinan lo mejor de los dos anteriores, invirtiendo tanto en renta fija como en variable en proporciones diferentes según el plan, para obtener una rentabilidad mayor que en fija pero moderando el nivel de riesgo, que depende como es lógico de la inversión -mayor o menor- en renta variable.

Pero además, debes tener en cuenta tres factores importantes a la hora de evaluar un plan de pensiones, que son los siguientes:

💰 Las aportaciones mínimas

Como ya dijimos los planes de pensiones son muy flexibles en cuanto a las aportaciones, y muchos no establecen una aportación mínima a realizar; otros sin embargo sí fijan un importe inicial mínimo para poder suscribir el plan. A partir de ahí, podremos decidir si queremos realizar una aportación única anual o distribuirla a lo largo del año, siendo esta última opción la recomendada por los expertos.

En cuanto a la aportación máxima, ésta si está limitada y como ya mencionamos no puede superar los 8.000 euros, que a su vez es la cantidad máxima que podremos desgravar en Hacienda. Hay sin embargo excepciones: si nuestro cónyuge no supera los 8.000 euros al año por rendimientos del trabajo o actividades económicas, podremos aportar adicionalmente 2.500 euros más por año.

Otra excepción se da si tenemos una minusvalía física igual o superior al 65%, o una minusvalía psíquica igual o superior al 33%, en cuyo caso también podremos superar la barrera de los 8.000 euros y llegar hasta los 24.250 euros anuales.

🤑 La rentabilidad

Una cosa está clara: invertimos en un plan de pensiones para ahorrar, pero también para que ese dinero nos genere unos intereses con los que aumente el capital invertido, para poder disfrutarlo en el futuro. Por eso es importante observar la rentabilidad que ha tenido un plan -no a corto, sino a largo plazo- sin olvidar, por supuesto, que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

La primera idea que nos viene a la cabeza es escoger aquel plan que ofrezca la mayor rentabilidad… ¡Error! Salvo que seas un inversor alocado al que no le importe lo que le pase a su dinero, debes tener en cuenta también el riesgo que lleva aparejada la inversión. Un plan de pensiones que invierta en renta fija será menos rentable que uno que lo haga en variable, pero éste último tendrá un riesgo mayor… y no todo el mundo está dispuesto a correrlo.

😖 Las comisiones de gestión

En el tratamiento de un plan de pensión existe una entidad gestora y una entidad depositaria del dinero aportado, que obtiene beneficios a través de las llamadas comisiones de gestión y depósito. Es importante tenerlas en cuenta, porque si un plan nos ofrece una rentabilidad limitada, y tiene comisiones elevadas, éstas pueden al final comerse todas las ganancias.

Por suerte estas comisiones están limitadas por ley: la comisión por depósito no puede superar el 0,20% del capital, mientras que la de gestión -que es la más elevada- varía en función del producto contratado: si hablamos de renta fija, no puede superar el 0,85%; si es de renta mixta, el 1,30%; y si es de variable, el 1,50%.

Las comisiones de gestión son uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir un plan, ya que afectarán directamente a su rentabilidad. Y es que a medida que el capital invertido aumenta podemos estar hablando de cantidades muy importantes que nos cobrarán todos y cada uno de los años por tener nuestro dinero en un plan, y que aumentarán a la par que lo haga nuestro capital. Dinero que ahorremos, dinero que podremos reinvertir.

Dicho esto, es hora de que veamos los que a nuestro juicio son algunos de los mejores planes de pensiones ofertados hoy día por las entidades bancarias, teniendo en cuenta estos tres factores que acabamos de explicar y buscando el mayor equilibrio entre rentabilidad, nivel de riesgo y comisiones.

🧐 Abanca Renta Fija Mixta Moderado

El plan Abanca Renta Fija Mixta Moderado es un plan de pensiones que invierte menos del 30% en renta variable, y el resto en fija, por lo que realiza una inversión mixta pero con un perfil de riesgo contenido; estos activos en variable se cotizarán en países de la OCDE, y normalmente en la zona euro.

  • Tipo de inversión: mixta
  • Nivel de riesgo: 4
  • Aportación mínima: 0 €
  • Rentabilidad a 5 años: 6,10 %
  • Comisión de depósito: 0,15 %
  • Comisión de gestión: 1,30 %

Se trata en realidad del único plan de pensiones de Abanca que nos ofrece una rentabilidad “decente”, si bien lo hace con un riesgo moderado: en los de renta fija encontramos rentabilidad nulas o incluso negativas; a cambio, tenemos comisiones más altas y también un riesgo mayor que en otros planes ofrecidos por la entidad.

De hecho, para encontrar rentabilidades mayores sin pérdidas a 5 años tenemos que irnos al “Variable Mixta Decidido”, que invierte hasta un 75% en variable, lo que puede suponer un riesgo considerable. A destacar de los planes de Abanca que no tienen inversión mínima; sin embargo ofrecen rentabilidades muy variables y con riesgo de perder dinero… ¡Incluso en renta fija!

😊 BK Confianza de Bankinter

El BK Confianza de Bankinter es un plan de pensiones garantizado que asegura tanto el capital invertido como una rentabilidad, que viene determinada por la fecha en la que se realice la aportación pero que puede llegar a ser de hasta del 54% a 10 años (4,62% TAE) si se aportó dinero antes de la fecha tope del 16 de Julio de 2012.

  • Tipo de inversión: renta fija
  • Nivel de riesgo: 3
  • Aportación mínima: 6 €
  • Rentabilidad a 5 años: 3,20 %
  • Comisión de depósito: 0,20 %
  • Comisión de gestión: 1,30 %

Es un plan de pensiones equilibrado entre riesgo y rentabilidad, aunque ésta es algo baja comparada con alguno de sus competidores. Además tiene comisiones altas -que se comen parte de la rentabilidad, ya de por sí justa- y requiere una inversión mínima, si bien es de las más bajas.

Se trata de un plan ideal para perfiles muy conservadores que no quieran asumir riesgos, aunque al ser garantizado está condicionado por la fecha en que hagamos las aportaciones. Bankinter tiene otros planes interesantes, como el BK Mixto 75 Bolsa que está obteniendo rentabilidades importantes, pero gracias a inversiones muy agresivas y de alto riesgo que pueden tener hasta un 75% en activos en variable.

👢 Santander Inverplus Renta Variable Mixta A

El Santander Inverplus Renta Variable Mixta A es un plan de pensiones mixto que invierte en renta variable internacional en un rango situado entre el 15 y el 45%, y el resto en fija (del 85 al 55%) en activos de deuda pública y privada y depósitos bancarios con una duración inferior a 5 años.

  • Tipo de inversión: mixta
  • Nivel de riesgo: 4
  • Aportación mínima: 30 €
  • Rentabilidad a 5 años: 23,39 %
  • Comisión de depósito: 0,10 %
  • Comisión de gestión: 1 %

Es un plan que cuenta con una buena rentabilidad y comisiones bajas, además de con un importante componente de renta fija, lo que modera su riesgo. Requiere sin embargo ser cliente del Santander, además de una inversión mínima que alcanza los 30 euros. Hay que subrayar que la rentabilidad y el riesgo pueden variar de un año a otro en función del porcentaje de inversión en renta variable que se haga.

Otra opción en renta mixta interesante es el Santander Universidades Renta Variable Mixta, donde la inversión en variable puede llegar al 65%, aunque paradójicamente tiene menor rentabilidad. En el top de rentabilidad de la cartera del Santander encontramos el Santander Renta Variable USA, con nivel de riesgo 6 -no apto para todos los inversores- pero con una rentabilidad del 53,40%.

En general el Banco Santander ofrece una gran variedad de planes de pensiones, pero con inversiones mínimas altas y comisiones aún más altas que pueden llegar al 1,5%, el máximo permitido por ley. Además, es difícil encontrar productos con rentabilidad estable a lo largo de los años, especialmente a medida que aumentamos los activos en variable.

💶 Renta Fija Mixta de EVO

El Renta Fija Mixta de EVO consiste en un plan de pensiones de riesgo medio-bajo con una inversión de un máximo del 30% en renta variable, mientras que el resto de las inversiones las realiza en renta fija y en otros activos no especificados. La inversión se realiza con criterios de Inversión Socialmente Responsable (ISR).

  • Tipo de inversión: mixta
  • Nivel de riesgo: 3
  • Aportación mínima: 0 €
  • Rentabilidad a 5 años: 6,20 %
  • Comisión de depósito: 0,10 %
  • Comisión de gestión: 1,30 %

En este producto y al contrario que en otras entidades, no se exige una aportación mínima, ni para la primera contratación ni para las aportaciones, que pueden ser periódicas, únicas o un simple traspaso: es decir, podemos invertir el dinero que queramos y cuando queramos, y tampoco hay penalización si un año no realizamos aportaciones.

Tiene un nivel de riesgo de 3 sobre la escala de 7 de la CNMV, lo que supone un nivel moderado-bajo, pero sin embargo destaca porque a cambio ofrece una rentabilidad importante, convirtiéndolo en un plan de pensiones bastante atractivo. Reseñar de EVO que cuenta con una cartera de planes pequeña pero equilibrada, ofreciendo comisiones bajas y altas rentabilidades incluso en productos de riesgo bajo-moderado, sin aportaciones mínimas.

🔙 CABK Retorno Absoluto de CaixaBank

El CABK Retorno Absoluto de CaixaBank centra sus inversiones en lograr una rentabilidad superior al euríbor a un año, con vocación de mantener el capital aunque sin llegar a ser un fondo garantizado.

  • Tipo de inversión: mixta
  • Nivel de riesgo: 3
  • Aportación mínima: 6,01 €
  • Rentabilidad a 5 años: 7,80 %
  • Comisión de depósito: 0,20 %
  • Comisión de gestión: 1,20 %

Casi todo su patrimonio -alrededor del 90% del mismo- lo invierte en valores alternativos, mientras que del porcentaje restante un 7% lo invierte en renta fija y un 3% en variable. Esto supone que su nivel de riesgo es bastante bajo, siendo apto para un perfil conservador. Destacar que posee una rentabilidad alta con un comportamiento estable en años anteriores, aunque su comisión de depósito es elevada y requiere de una inversión mínima.

CaixaBank cuenta con una amplia cartera, aunque todos sus planes requieren inversión mínima y tienen comportamientos muy dispares; un ejemplo, también con bajo nivel de riesgo (3), es el CABK Ambición Flexible, que destaca por sus comisiones bajas y por una rentabilidad muy alta en los últimos ejercicios, aunque muy baja e incluso negativa en los primeros años, cuando invertía menos en variable.

🧙 BBVA Plan 40, PPI

El BBVA Plan 40, PPI está dirigido a partícipes  de más de 40 años ofreciéndoles la oportunidad de invertir de forma diversificada tanto en el mercado global de renta fija como en el de variable; destina entre el 30 y el 50% de su patrimonio a inversiones en activos de renta variable de mediana y alta capitalización en países de la OCDE, y el resto a renta fija pública y privada en euros a entre 2 y 4 años.

  • Tipo de inversión: mixta
  • Nivel de riesgo: 4
  • Aportación mínima: 30 €
  • Rentabilidad a 5 años: 8,20 %
  • Comisión de depósito: 0,20 %
  • Comisión de gestión: 1,50 %

Es un plan que ha logrado buenas rentabilidades a 5 años y además lo ha hecho de manera muy estable, gracias a inversiones en renta variable pero con un riesgo moderado. No obstante presenta comisiones muy elevadas, y como el Santander requiere una aportación mínima que llega a los 30 euros.

En términos generales, en BBVA encontramos una cartera también muy variada, pero donde cuesta encontrar planes con una evolución interesante salvo que nos vayamos a productos de riesgo 6 o superior y con inversiones principalmente en variable, ya que tanto en renta fija como mixta observamos malos resultados o en el mejor de los casos una evolución muy errática de la rentabilidad.

🍊 Plan Naranja Renta Fija Europea de ING

El Plan Naranja Renta Fija Europea de ING invierte en productos de renta fija de alta calidad -deuda pública, pero también privada- con unos plazos de vencimiento medios y largos, pudiendo adquirir tanto activos en euros como en otras divisas, pero siempre dentro de Europa.

  • Tipo de inversión: renta fija
  • Nivel de riesgo: 2
  • Aportación mínima: 0 €
  • Rentabilidad a 5 años: 2,15 %
  • Comisión de depósito: 0 %
  • Comisión de gestión: 0,85 %

Es un plan de riesgo bajo (riesgo 2 sobre 7), con comisiones muy bajas -incluso no tiene comisión por depósito- y sin inversión mínima, pero que ofrece también una rentabilidad muy limitada: es pues sólo apto para perfiles muy conservadores, y será necesario combinarlo con inversiones en otros planes más “valientes”.

No obstante destaca por ofrecer una rentabilidad relativamente buena en comparación con otros productos similares de la competencia que invierten en renta fija, y que están obteniendo incluso pérdidas. Señalar que para poder contratarlo es necesario tener una Cuenta Naranja, una cuenta bancaria online de ING.

En resumen, ING ofrece una cartera de planes más limitada que Santander, CaixaBank o BBVA, pero con planes caracterizados por bajas comisiones y por no requerir aportaciones mínimas, y que están obteniendo buenos resultados que superan incluso el 60% si nos vamos a inversión en variable. Otro plan de ING a destacar es el Plan Naranja 2020, que está obteniendo beneficios del 7,3% aunque tiene un nivel de riesgo más alto.

👨‍👩‍👧‍👦 ¿Cuál es el mejor plan de pensiones?

Como acabamos de comprobar -y esto no es ni la punta del iceberg- hay una variedad enorme en los planes de pensiones, y resulta muy difícil decantarse por uno o recomendar un producto en concreto, ya que además de que es complicado prever la rentabilidad a medio-largo plazo, todo dependerá de qué tipo de inversión queramos realizar y qué nivel de riesgo estemos dispuestos a asumir.

Por resaltar alguno de los planes mencionados, el CABK Retorno Absoluto de CaixaBank tiene un nivel de riesgo bajo y a cambio ofrece una rentabilidad a 5 años cercana al 8%, que no está nada mal, pero tiene una elevada comisión de depósito, quizás para compensar su comisión de gestión más baja. La opción del Santander tiene una gran rentabilidad y bajas comisiones, pero su riesgo potencial es alto, tiene un comportamiento errático, y exige vinculación.

Un producto que nos parece bastante equilibrado es el Renta Fija Mixta de EVO, ya que además de no requerir aportaciones mínimas tiene un riesgo bajo, pero sin embargo ofrece una buena rentabilidad comparativamente; puede que no tenga las comisiones más bajas, pero su evolución a lo largo de los años es muy estable -de las más estables que hemos visto- y eso es un punto muy a su favor.

En resumen, encontrar los mejores planes de pensiones no es una tarea fácil; pero nadie dijo que deba serlo. Se trata de invertir en un producto financiero que va a marcar nuestro futuro y nuestra calidad de vida tras nuestro retiro. Es por tanto una decisión a sopesar con calma, sabiendo cuánto, cuándo y cómo queremos invertir nuestro dinero, y dando con el plan que mejor encaje con nosotros y que nos garantice tranquilidad en nuestra jubilación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar