¿Qué es un inversor?

Un inversor puede ser una persona física o una institución que renuncia a parte de sus ahorros o riqueza para invertir en un activo con el objetivo de obtener rentabilidad en un futuro. Por tanto, sacrifica cierto bienestar al consumir menos en el presente para conseguir beneficios al cabo de un plazo de tiempo determinado. La rentabilidad que obtiene puede ser a corto, medio o largo plazo.

Tipos de inversores

Atrás quedó la típica imagen de empresario trajeado o los clásicos brokers; hoy no existe un perfil concreto de inversor. Actualmente, sobre todo gracias a la tecnología, cualquier persona con unos buenos ahorros puede invertir en bolsa. Aunque, como es lógico, principalmente se trata de individuos o instituciones que gozan de un patrimonio importante. De esta forma, en base a sus posibilidades financieras, podrían establecerse dos grupos de inversores: institucionales (o grandes inversores) y particulares (o pequeños inversores).

Inversores institucionales

Se trata de grandes corporaciones o instituciones del tipo banco, compañías de seguros, organizaciones intermediarias, etc. Aquí, el inversor, además de disfrutar de capitales generosos para la inversión, cuentan con toda la información, formación y experiencia. Tienen la capacidad (y ventaja) de influir en el precio al poseer importantes porcentajes de acciones de las sociedades que cotizan. Manejan cantidades muy altas de dinero e invierten muchos recursos para conseguir beneficios generosos.

Inversores particulares

El inversor particular es una persona que emplea parte de sus ahorros para invertir en productos o activos de rentabilidad baja o media. Generalmente, prefiere apostar por productos financieros de poco riesgo, aunque el beneficio sea menor; por ejemplo, la inversión en renta fija. Con frecuencia, los inversores particulares también invierten pequeñas cantidades a título individual, pero formando parte de una inversión conjunta de mayor dimensión financiera. Este perfil obtiene la información vía medios de comunicación, revistas especializadas y webs de referencia.

Cabe destacar también, que, en función de la procedencia del capital podríamos hablar de otra clasificación respecto al tipo de inversor. Por tanto, por un lado, encontraríamos al inversor público, que invierte con un objetivo social. Y, por otro lado, el inversor privado, en el que entrarían los inversores institucionales y los particulares, ya explicados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar