Cosas a tener en cuenta al pedir un préstamo

Antes de solicitar un crédito debemos saber que hay distintos factores que van a influir en las condiciones que nos ofrezcan. Vamos a encontrar distintas ofertas y modalidades entre las que comparar y elegir la que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Además de las condiciones del mismo, hay otras muchas cosas a tener en cuenta al pedir un préstamo como la cuantía, nuestro perfil financiero o el motivo por el que lo solicitamos.

Condiciones y requisitos

Lógicamente, lo primordial es conocer con detalle las condiciones en sí mismas que nos requiere la entidad para la concesión del crédito. Es fundamental tener un poco de paciencia y comparar entre los distintos bancos y entidades financieras para elegir la oferta más idónea. Vamos a ver algunas de las variables a tener en cuenta respecto a las condiciones.

Intereses y comisiones

Ya hemos comentado en artículos anteriores la diferencia entre TIN y TAE. Es importantísimo que sepamos que el TIN hace referencia a los intereses derivados de pagar el préstamo, pero debemos fijarnos siempre en la TAE, ya que refleja intereses y comisiones. Por tanto, para saber cuánto vamos a terminar pagando por la cantidad solicitada, deberemos tener en cuenta la TAE.

Plazo de devolución

No menos importante es saber que a plazos más largos de amortización, más terminaremos pagando en el total a devolver. Si te lo puedes permitir, es casi mejor pagar un poco más de letra optando por un plazo más corto de devolución.

Productos vinculados

Muchas de las ofertas entre las que compares van a incluir la contratación de otros productos financieros (seguros, tarjetas de crédito) que ofrecen los bancos a cambio de reducir o suprimir algunas comisiones.

Otras cosas a tener en cuenta al pedir un préstamo

La primera pregunta que tenemos que hacernos es si realmente necesitamos pedir un préstamo. Debemos evitar utilizarlo para un capricho o algo puntual, o para pagar otro crédito. Si verdaderamente lo necesitamos, deberemos saber cuánto dinero necesitamos exactamente para no solicitar más de lo necesario.

También es básico que seamos conscientes de cuál es nuestro perfil financiero. Esto es, si contamos con ingresos fijos mensuales, estabilidad laboral, si tenemos alguna otra deuda. Así mismo, contar con cierta liquidez y solvencia (unos ahorros) y saber que tenemos garantías de devolver la cantidad solicitada y en cuánto tiempo podríamos hacerlo sin menoscabar en exceso nuestra economía.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar