¿Cuál es la diferencia entre tarjeta de crédito y tarjeta de débito?

Las usamos constantemente, en ocasiones, casi a diario, pero, ¿sabemos qué uso dar a cada tipo de tarjeta? ¿en qué se diferencian? o ¿cómo funciona cada una de ellas? Te explicamos en este artículo cuál es la diferencia entre las tarjetas de crédito y débito.

Existen muchas similitudes en las tarjetas de crédito y débito, pero cada una está pensada para un uso concreto. En general, prestan casi los mismos servicios: ambas permiten realizar compras en comercios, pagos y transacciones online, sacar dinero del cajero, etc. Y tanto una como otra están siempre asociadas a un titular concreto.

Respecto a las diferencias, la principal radica en la forma de pago. Con la de crédito, en realidad estamos financiando una compra con un dinero que nos adelanta el banco, mientras que con la de débito estamos pagando con el dinero que tenemos en nuestra cuenta.

Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Tarjeta de crédito

Con una tarjeta de crédito, como su propio nombre indica, el banco nos está dando crédito para realizar un pago determinado. Nos adelanta el dinero sin cargar el importe de forma inmediata en nuestra cuenta. Es decir, nos permite financiar esa compra y cargar el importe o parte del importe al mes siguiente, generalmente. También hay entidades bancarias o tipos de cuenta que facilitan aplazar esa compra total o parcialmente, fraccionando el importe (aunque habitualmente este servicio lleva comisión).

Tarjeta de débito

Cuando hacemos uso de la tarjeta de débito, la entidad carga inmediatamente la cantidad en la cuenta del titular. Por tanto, únicamente permite pagos que no superen el capital que tengamos en la cuenta al momento de efectuarse la transacción. En conclusión, la tarjeta de débito es un método de pago donde se descuenta el importe de la compra directamente del saldo de la cuenta del titular.

Con las tarjetas de débito no se cobran intereses por las compras, mientras que con las de crédito sí suelen aplicarse intereses en el caso de las compras aplazadas. El uso para el que están destinadas las tarjetas de crédito y débito también las diferencia. Las tarjetas de crédito sirven para financiar las compras que se hagan en comercios o a través de internet. Sin embargo, las de débito se emplean habitualmente para comprar (no financiar) en cualquier comercio físico u online y para retirar efectivo del cajero.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar