¿Qué es un préstamo de consumo?

Un préstamo de consumo es un instrumento dirigido a proveer, a través de una línea de crédito, los recursos necesarios para la adquisición de bienes y servicios de envergadura menor. La devolución del mismo incluye el pago de un interés porcentual sobre lo prestado en un número específico de cuotas.

Está dirigido principalmente a personas físicas. Entre los usos más comunes de estos créditos cuentan la compra de equipos, reformas en el hogar, viajes de vacaciones, entre otros. Por lo general su tramitación es bastante sencilla y la mayoría de las veces la entidad bancaria no requiere una garantía real.

Han ganado popularidad en medio de una cultura global que busca satisfacer necesidades de oportunidad, y cada vez más específicas. La posibilidad de acceder a créditos de poca envergadura para atender una situación concreta y cuyo plan de pago no requiere la inmediatez grandes esfuerzos financieros, se presenta como alternativa.

Si bien, ofrecen la comodidad de disponer del dinero asignado,  casi de forma instantánea, es elemental considerar todos los factores que le rodean. Otras versiones de este instrumento, han generado asociaciones importantes entre tiendas y agencias bancarias, ofreciendo sus préstamos de consumo para ser disfrutados en un determinado local comercial.

Más en detalle, estará condicionado por factores como condiciones de apertura, amortización  y cierre, tipo de interés, comisiones y el cálculo de las cuotas de pago. Estas últimas estarán definidas por la cantidad total del préstamo, el plazo de pago y la cantidad de cuotas estipuladas para el retorno crediticio.

Se sobreentiende que la cantidad de cuotas es proporcional al plazo de pago; aunque esto generará que a mayor plazo, menor será el importe de la cuota. Al finalizar el acuerdo, el costo real del préstamo será siempre más elevado, debido al pago de intereses durante un periodo más largo.

📋 Características de un préstamo de consumo

Un préstamo de consumo tendrá entre sus características la posibilidad que tiene el cliente de decidir el número de cuotas en las cuales devolverá el dinero. Aunque presenta una tasa de interés elevada, lo que significa que mientras más tarde en pagar, más elevado será el costo real del préstamo.

Los trámites para su solicitud son sencillos y con pocas exigencias burocráticas. Conserva algunas condiciones básicas de un crédito bancario tradicional, como pueden ser los formatos y algunas cláusulas de amortización. Las cantidades aprobadas en préstamo no suelen ser muy elevadas, lo que facilita al cliente la pronta devolución.

El aval requerido para su aprobación estará constituido por los activos actuales y los futuros; como pudieran ser los abonos de nómina, sobre los cuales se podrá girar la solicitud de cobro de cuotas. Dependiendo del análisis, podrán existir restricciones adicionales sobre la suma aprobada y el número de cuotas.

🕵️ Tipos de préstamos de consumo

Dependiendo de las características del crédito solicitado y de la entidad bancaria, encontrará préstamos de consumo con diferentes modalidades, entre las que destacan rotativos, específicos y de unificación de deudas. Aunque existen otros tipos, estos cuentan entre los más habituales y tienen especificaciones propias que bien valen la pena destacar.

El préstamo de consumo rotativo, sugiere una cantidad periódica variable según los ingresos promedios en determinado periodo, y que estará a disponibilidad del cliente quien decidirá si lo solicita en el momento o no. Su aprobación es automática y normalmente no requiere una solicitud escrita formal ante las oficinas bancarias.

Los préstamos de consumo específicos, están asociados a una actividad particular; como pueden ser remodelaciones, asuntos médicos u otros. Deben consignarse los documentos pertinentes para comprobar la utilización de los recursos. Y el de unificación de deudas, que permite combinar los pasivos de otros créditos en un único préstamo de consumo.

El acceso a ciertos productos o servicios es cada vez más fácil. Gracias a servicios financieros como los préstamos de consumo, que además de resultar una opción cómoda y brindar facilidades de pago; puede generar rentabilidad en determinados sectores comerciales y sugiere un flujo de activos para la entidad financiera.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar