¿Qué es el TIN y en qué se diferencia con el TAE?

Tanto TIN como TAE son conceptos financieros establecidos por el propio Banco de España, es decir, que son términos oficiales. Todos hemos visto o leído ambos términos en la publicidad de las entidades financieras, pero no todo el mundo sabe lo que significa cada uno de ellos. En este artículo, compartimos contigo qué es el TIN y en qué se diferencia con el TAE.

Estos dos valores porcentuales están vinculados a contratos hipotecarios, préstamos o inversiones en depósitos bancarios. Valores que afectan al rendimiento de una inversión o al coste final de una vivienda, por poner dos ejemplos. Por tanto, es importante saber qué implican y cómo inciden en nuestra situación financiera en caso de contratar un determinado producto bancario.

El tipo de interés nominal o TIN

El TIN es un concepto que hace referencia al tipo de interés fijado por las entidades bancarias. También puede ser el interés que previamente hayamos pactado con el banco. En cualquier caso, el Tipo de Interés Nominal es un interés fijo, un porcentaje que cobra el banco por el hecho de adelantarnos una cantidad de dinero.

Es decir, el TIN refleja el porcentaje de interés fijo asociado a un producto financiero y, por tanto, expresa el coste real de dicho producto. El TIN nos sirve para conocer de antemano el coste, en concepto de intereses, que vamos a pagar por una hipoteca o un crédito. Pero, para saber con exactitud cuál va a ser el total de la operación, tendríamos que fijarnos en la TAE.

Diferencias entre TIN y TAE

Ahora que ya sabemos lo que es el TIN, veamos en qué se diferencia con el TAE o, mejor dicho, con la TAE o Tasa Anual Equivalente. Esta tasa incluye el TIN y otros gastos asociados en la contratación de un producto. Estos gastos a los que hace referencia pueden ser comisiones, productos vinculados, cancelaciones, etc. De modo que, para saber el coste real del valor de la operación deberemos fijarnos siempre en la TAE. En el caso de contratar una hipoteca, el concepto que nos dará con exactitud la cantidad que vamos a terminar pagando por nuestra casa, es la TAE.

El TIN es un indicador que solamente se refiere a los intereses que pagaremos y no incluye ningún otro gasto. Mientras que la TAE, refleja el TIN, y además incluye los costes derivados de la operación (comisiones y otros gastos).

En definitiva, el Tipo de Interés Nominal significa qué interés nos cobra el banco por la cantidad que nos presta. Y, por otro lado, la Tasa Anual Equivalente expresa el porcentaje que pagamos en concepto de intereses y comisiones. El TIN es válido para tener una referencia y comparar entre distintas entidades financieras, pero la TAE es la que nos dará a conocer el total exacto que pagamos por toda la operación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar