¿Qué está frenando la industria de la financiación?

La pandemia está frenando la industria de la financiación, así como la confianza generalizada tanto de empresarios como de consumidores. El Instituto de Estudios Económicos auguraba un crecimiento del 15% para el tercer trimestre del año tras la caída del segundo trimestre. Sin embargo, tras el aumento de rebrotes de las últimas semanas, los expertos sostienen ahora que no se alcanzará esa tasa de crecimiento. Los préstamos personales, vinculados en la época estival con el sector turístico, se han reducido drásticamente. Además, el sector inmobiliario y el manufacturero, las startups, pymes y el colectivo de autónomos, también han visto reducidas sus opciones de financiación.

Cabe destacar que comercio y transporte, son otros de los sectores que han sido fuertemente golpeados por la crisis. Sectores de suma importancia ya que, junto a los anteriormente mencionados, forman parte del eje económico de nuestro país. Analizamos algunos de los factores que están frenando la industria de la financiación.

Préstamos personales

Como ya sabemos, de cara a las vacaciones de verano buena parte de los españoles optan por financiar sus viajes solicitando préstamos personales. También es frecuente un aumento de la solicitud de créditos en el periodo vacacional para sufragar reformas en el hogar. Sin embargo, el momento actual indica que este tipo de créditos se han reducido considerablemente. Confinamiento, nuevas normativas, cierres de fronteras y el miedo natural a contagiarse han socavado la libertad de movimientos y viajes. Buena parte de los préstamos personales se solicitan para obtener liquidez y no para financiar unas vacaciones como era lo habitual en este periodo.

Sectores en los que se está frenando la financiación

Startups. Las startups, las pymes y los autónomos y, en general, proyectos cuyo arranque depende mucho de la financiación externa, también han sufrido las consecuencias de esta crisis económica. Lógicamente, el capital de muchos emprendedores se ha visto afectado y se han tenido que renegociar multitud de préstamos para mantener su liquidez.

Sector inmobiliario. Son varios los proyectos urbanísticos, locales, edificios y viviendas que ya estaban aprobados y que no se han ejecutado por la retirada de la financiación de las distintas entidades bancarias.

Actividad manufacturera. Aunque remonta paulatinamente, la actividad de las fábricas españolas sufrió un desplome en los primeros meses de la era COVID. La baja demanda y la dificultad de obtener materiales o insumos por el cierre de fronteras, provocaron un impacto negativo en la capacidad de producción.

¡Esperemos a ver cómo se presenta el cierre de este último trimestre y desear que 2021 llegue con aires nuevos y suelte el freno de la financiación!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar